Volver
'

18 de July, 2019

Sube el precio del alquiler un 16,28% en junio respecto al año anterior

El precio medio del alquiler en España en junio de un piso de 125 metros cuadrados fue de 943 euros, lo que supone un ascenso del 16,28 % con respecto al mismo mes de 2018. Este encarecimiento se ha producido después de que el precio del alquiler subiese un 1,62 % respecto a mayo, un 4,31 % en los últimos tres meses y un 5,96 % en los últimos seis.

El precio medio del alquiler en España en junio de un piso de 125 metros cuadrados fue de 943 euros, lo que supone un ascenso del 16,28 % con respecto al mismo mes de 2018.

Este encarecimiento se ha producido después de que el precio del alquiler subiese un 1,62 % respecto a mayo, un 4,31 % en los últimos tres meses y un 5,96 % en los últimos seis.

Por capitales las ciudades más caras para vivir de alquiler fueron Madrid con una renta media de 1.969 euros al mes, seguida de Barcelona con 1.899 euros y San Sebastián con 1.436 euros.

En el otro lado de la balanza, la más barata fue Teruel con 421 euros, seguida de Zamora con 428 euros y Lugo con 466 euros.

Las regiones más caras para vivir de alquiler en junio de 2019 fueron Madrid (1.671 euros al mes), Baleares (1.339 euros) y Cataluña (1.194 euros), mientras que las rentas más baratas se registraron en Extremadura (466 euros), Castilla-La Mancha (555 euros) y Galicia (565 euros).

La provincia que más encareció sus alquileres en el primer semestre fue Albacete (15,43 %), mientras que la que más los abarató fue Álava (7,31 %) y en comparativa anual la mayor subida registrada fue la de Málaga con un incremento del 24,78 %, mientras que la renta que más se ajustó fue la de Jaén, con un descenso del 6,99 %.

Según el director de estudios de pisos.com, Ferran Font, "urge la vuelta a unos niveles de precios razonables, puesto que nos estamos jugando la emancipación de toda una generación".

Font ha comentado en cuanto a las propuestas que se están haciendo en otras ciudades europeas para limitar las subidas en el precio del alquiler que "ya no solo se trata de proteger a los ciudadanos en situación de vulnerabilidad, sino de no poner en peligro a esa parte de la población que, aun teniendo capacidad económica, ve como el porcentaje de su sueldo destinado al alquiler no para de aumentar".

SUBIR